El aborto en Latinoamérica, entre el delito y los nuevos derechos.

Cinco países en el mundo prohíben completamente el aborto, cuatro de ellos están en Latinoamérica. La región es uno de los lugares con el porcentaje más elevado de católicos, con un 40 por ciento del total de católicos en el mundo, así como con los mayores índices de mortalidad materna, pero, ¿cuál es realmente la situación del aborto en Latinoamérica?

La Iglesia, una de las instituciones más poderosas en la región, ha influido significativamente en “cómo las sociedades contemplan el aborto”, según ha afirmado el centro de estudios Diálogo Interamericano de Washington y el centro por los Derechos Reproductivos a través de su publicación ‘Aborto y Derechos Reproductivos en Latinoamérica: Implicaciones para la democracia’. La segunda religión mayoritaria en la región, los evangélicos, también se declaran antiabortistas.

   El aborto inseguro es una de las cuatro causas principales de muerte materna en el mundo. Unos 21,6 millones de mujeres experimentan abortos inseguros cada año, 18,5 millones en países en desarrollo. El 13 por ciento acaba en la muerte de la madre. El desarrollo es el mejor anticonceptivo, ya que “con mayor educación e instrucción, el ocio es más amplio, la sexualidad se disfruta más, y la fecundidad es controlada”, según ha publicado el portal Abortolatinoamerica.

   Sin embargo, los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) no son nada halagüeños, ya que cada año existen alrededor de 210 millones de abortos, de los cuales casi un 50 por ciento se realizan de forma clandestina e ilegal, cuyo resultado de muerte (evitable) es alrededor de 70.000 mujeres al año, con un porcentaje del 10 al 50 por ciento de complicaciones del total.

CHILE

   El debate sobre el aborto se ha reabierto en la región y ha sido la presidenta chilena, Michelle Bachelet, quien lo ha hecho presente. A finales de enero, Bachelet firmó un proyecto de ley para despenalizar el aborto en tres supuestos, que se está debatiendo actualmente en el Congreso: En caso de riesgo vital presente o futuro de la madre; cuando el embrión o feto padezca una alteración estructural congénita o genética incompatible con la vida extrauterina o cuando el embarazo sea resultado de una violación.

   Durante un período, entre 1931 y 1989, existió el derecho al aborto terapéutico, es decir, aquel justificado por razones médicas cuando está en riesgo la vida de la madre. Sin embargo, seis meses antes de que terminara la dictadura de Augusto Pinochet, en septiembre de 1989, se dictaminó que no podría ejecutarse ninguna acción cuyo fin fuese provocar un aborto. Hasta que se debata y aprueben los supuestos para su despenalización, el aborto seguirá siendo considerado un delito.

MÉXICO

   En México la legislación del aborto se regula por estados, aunque e
n 18 de los 31 estados es ilegal, en todos está despenalizado para el supuesto de violación y todos salvo los códigos de Guanajuato, Guerrero y Querétaro lo permiten cuando hay riesgo para la vida de la mujer; catorce de los treinta y uno extienden estos casos para incluir deformidades fetales graves; y el estado de Yucatán desde 1922 incluye factores económicos cuando la mujer ya ha dado a luz a tres o más niños. El único estado en que está permitido es México DF, donde se despenalizó en 2007 como un paso más en el esfuerzo por disminuir la mortalidad provocada por el aborto inseguro.

ARGENTINA Y ECUADOR

   La profesora de la Escuela de Salud Pública de Harvard, Ana Langer, ha explicado que en Argentina “la tasa de mortalidad materna se estancó entre 1990 y 2011”, lo que se debe a la “disparidad en el acceso a la atención médica, enfermedades relacionadas como la obesidad, el sobrepeso, la diabetes y la hipertensión, la calidad deficiente en la atención y la persistencia del aborto inseguro”. Este punto es central, ya que en Argentina el aborto inseguro es la principal causa de muerte materna. Sin embargo, continúa siendo tipificado como un delito y sólo se permite en caso de riesgo de la vida de la madre o en caso de violación. En Ecuador se permite en los mismos dos supuestos, aunque sólo si se trata de violación a una mujer que padezca discapacidad mental.

COLOMBIA

   En Colombia también se permite el aborto en los tres supuestos que querría despenalizar la presidenta chilena: Si existe riesgo para la vida de la madre, para el feto o en caso de violación.

BRASIL Y BOLIVIA

   El aborto es ilegal en Brasil, según establece el Código Penal brasileño vigente desde 1940, salvo en dos supuestos: Si el embarazo pone en riesgo serio la vida de la mujer o si el embarazo es resultado de una violación. Según ha estimado la OMS, una mujer brasileña muere cada dos días víctima del aborto ilegal. En Bolivia está despenalizado en los mismos supuestos.

PARAGUAY

   En Paraguay la situación del aborto es incluso más restrictiva, ya que no se puede abortar en casos de violación y sólo se permite en el supuesto de amenaza grave de la vida de la madre.

URUGUAY

   La OMS reveló que en América Latina la mortalidad materna por aborto inseguro era del 21 por ciento, cifra que en Uruguay ascendía hasta el 29 por ciento, por eso, la ley aprobada en 2012 despenalizó el aborto en todos los supuestos, si se cumple dentro de las primeras 12 semanas de gestación. Los requisitos son que la mujer, ante un embarazo no deseado, acuda a su servicio de salud y manifieste en una consulta médica las razones por las que se quedó embarazada y por las que quiere abortar.

   El médico deberá disponer la derivación a un equipo interdisciplinario que deberá constituirse el mismo día o al siguiente. Este equipo debe estar integrado por un ginecólogo, un profesional de la salud psíquica y otro del área social y deberá informar a la mujer acerca de los apoyos a la maternidad, la posibilidad de dar en adopción y sobre los riesgos inherentes a la interrupción del embarazo. Posteriormente la mujer tendrá un plazo de 5 días para “reflexionar” sobre su decisión y si persiste con la intención de abortar la institución de salud deberá coordinar la interrupción del embarazo.

VENEZUELA Y PERÚ

   Actualmente el aborto en Venezuela es ilegal salvo en casos de amenaza a la vida o salud de la mujer. La pena para una mujer que tiene un aborto es de 6 meses a dos años de prisión y la pena asciende de uno a tres años para el médico, aunque se pueden imponer penas más duras si lamujer embarazada muere como resultado del procedimiento.

   En septiembre del año pasado, el comité de NNUU sobre los Derechos del Niño pidió a Venezuela que modificase su ley del aborto para permitir que las adolescentes interrumpiesen su embarazo con el fin de reducir el alto índice de mortalidad entre ese grupo, que es de los más elevados de la región.

   El aborto en Perú también es ilegal salvo en caso de amenaza a la vida o salud de la mujer, como en Venezuela. La pena para una mujer que consiente un aborto puede ser de hasta dos años de prisión y para una persona que realiza un aborto ilegal puede ser de uno a seis años de prisión.

EL CARIBE

   La región de Centroamérica y el Caribe es una de las más restrictivas del mundo en lo que se refiere al aborto. Costa Rica, República Dominicana y Guatemala sólo lo permiten si está en riesgo la vida de la madre. En Panamá se permite en caso de violación, riesgo de vida de la madre o del feto.

   En Honduras y el Salvador es delito en todos los casos, igual que en Nicaragua. El organismo internacional Human Rights Watch denunció en su primer informe sobre derechos humanos en Nicaragua, que la prohibición “ha tenido un impacto devastador en la salud y las vidas de las mujeres”.

   En Cuba, se puede abortar hasta las 12 semanas siempre que la mujer lo desee, igual que en Puerto Rico, donde es legal desde 1973 y en cualquier período del embarazo. La mayoría de los abortos se realizan en el primer trimestre pero los abortos de segundo trimestre son legales también.

http://www.notimerica.com/sociedad/noticia-aborto-latinoamerica-delito-nuevos-derechos-20150311102208.html