Triunfo para el matrimonio igualitario en México y EU, ¿cómo lo perciben los ciudadanos?

Si bien en ambos países el poder judicial ha tomado una postura importante en el tema de la unión legal entre parejas del mismo sexo, el tema es visto de manera diferente. En México aunque existen avances en el tema aún es importante el número de personas que se manifiestan en contra de legalizar estas uniones.

Las decisiones legales en México y Estados Unidos sobre el matrimonio entre personas del mismo seco llegan en contectos diferentes sobre la opinión que tienen los ciudadanos de ambos países en el tema, la cual ha cambiado en los ultimos años. Parametria present los resultados de su mas reciente encuesta que aborda este tópico y los contrasta con los obtenidos por el PEW research Center en Estados Unidos, para conocer las opiniones en ambas naciones.

Se confirma que a partir de año 2011 hay un cambio en las opiniones y empieza a ser más grande el porcentaje de ciudadanos que dijo estar a favor de los mismos.

Mientras que en 1996 siete de cada diez norteamericanos se manifestaba en contra de que las personas del mismo sexo pudieran casarse, casi veinte años después, el apoyo al matrimonio entre personas del mismo sexo creció 30 puntos porcentuales. Cambiando así la postura mayoritaria. En el caso de Estados Unidos la decisión de la Suprema Corte al apoyar los matrimonios de gays y lesbianas llega en un momento donde existe el mayor número de personas que apoyan estas uniones.

Aunque en México si se comparan los datos de  la primera y última medición de Parametría hay un gran cambio de opinión respecto a estas uniones, aún la mitad de los entrevistados se manifiesta en contra de que se legalice el matrimonio entre personas del mismo sexo.

La encuesta realizada en vivienda en junio de 2015 por Parametría indica que 48% de los ciudadanos dijo estar en contra de que el matrimonio gay sea legal y 43% se manifestó a favor. A diferencia de lo que pasa en Estados Unidos actualmente son más quienes están en contra de permitir que las personas del mismo sexo puedan contraer matrimonio de manera legal que quienes lo apoyan.

En julio de 2013 por primera vez más mexicanos apoyaron la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo (52%), sin embargo un año después las opiniones que estaban a favor descendieron. Ese año en diferentes estados se celebraron las primeras bodas entre parejas gays, en Oaxaca y Jalisco por ejemplo, eventos que pudieron modificar las opiniones de la ciudadanía en el tema. Una diferencia entre las opiniones en Estados Unidos y en México sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, es la importancia que creen los ciudadanos de ambas naciones que tiene el tema.Mientras que en la unión americana el 54% de las personas dijo que le resultaba “muy importante” o “importante” el tema del matrimonio gay, en el país quienes así lo consideraron fue 41%, trece por ciento menos. Además existen intensidades distintas, en Estados Unidos el 30% lo catalogó como un tema “muy importante”, en México sólo 16% mencionaron que era “muy importante”. Tal vez la diferencia más importante entre ambos países es que el 23% de entrevistados en México considera que ser homosexual es algo que se desarrolla debido a la manera en como la gente se educa. En el país vecino sólo 7% concuerda con esa frase. El 40% de los norteamericanos dice que ser homosexual es una forma de vivir que las personas eligen, en México 28% también coincidieron con esa postura. En nuestro país el 41% de las personas creen que ser homosexual es algo con lo que las personas nacen, esa opinión es mayor en Estados Unidos, pues llega a 47%.

Si bien tanto en México como en Estados Unidos, el poder judicial ha tomado una postura importante en el tema de la unión legal entre parejas del mismo sexo, en ambas sociedades el tema es visto de manera diferente. En México aunque existen avances en el tema aún es importante el número de personas que se manifiestan en contra de legalizar estas uniones.  

El pasado 13 de junio en México, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó —en un hecho histórico— que es inconstitucional y discriminatorio que la legislación de algunos estados considere al matrimonio únicamente como la unión entre el hombre y la mujer. Abriendo así la puerta para que en todo el país se reconozca la unión legal entre parejas del mismo sexo.

Hay que recordar que los estados pueden regular el matrimonio a partir de su código civil y hasta la fecha sólo el Distrito Federal, Coahuila y Quintana Roo reconocen en sus ordenamientos legales las bodas entre personas del mismo sexo con todos los derechos.

En paralelo, en Estados Unidos el pasado 26 de junio, en una decisión también histórica, la Suprema Corte dictaminó por votación de 5 a 4, que la Constitución garantiza el derecho de los matrimonios del mismo sexo, culminando con décadas de litigios y activismo a favor del tema.

http://www.animalpolitico.com